Inscripción de Morosidad

La inscripción es totalmente gratuita.
Informa de la incidencia y FIM comunicará con tu inquilino advirtiéndole de su posible inclusión en el fichero. Esta acción puede hacer que recuperes tu renta sin necesidad de incurrir en gastos judiciales.

¿Por qué inscribir a un inquilino moroso?

Si has tenido una mala experiencia en tu vivienda de alquiler, esto es todo lo que tienes que saber sobre cómo inscribir a un inquilino moroso:

menu de inicio fim

En el momento en el que un propietario deja de percibir las rentas de su alquiler, una de las primeras preguntas que se hace es: ¿cómo actuar ante un inquilino moroso? Aunque parece una cuestión difícil de responder, hay una serie de pautas que tienen que conocer todos los arrendadores. Unos pasos que son fundamentales en los que no tienen que influir el nerviosismo del momento. 

En primer lugar, es necesario que el propietario realice una comunicación fehaciente, en tiempo y forma, al inquilino moroso reclamándole la deuda que tiene contraída con él en la que tiene que comunicarle que, si no hace frente al pago, se tomarán las medidas pertinentes. En el caso en el que el inquilino moroso no pague o muestre que no tiene la intención de hacerlo, es el momento de inscribir al inquilino moroso en un registro de deudores por alquileres.

Una vez que ya se le ha reclamado al inquilino moroso, en tiempo y forma, que tiene que hacer frente a las cantidades adeudadas y no ha solucionado el problema, hay que comenzar todo el proceso para inscribir al inquilino moroso. 

Inscribir a un inquilino moroso en el fichero de morosos aporta numerosas ventajas, tanto para el propietario perjudicado, como al resto de arrendadores. Al primero, la inclusión en el registro de morosidad le facilitará iniciar todo el proceso de desalojo cuánto antes, lo que hará que recuperé la vivienda en el menor tiempo posible. En cuanto a los segundos, reportar la incidencia hará que puedan conocer los antecedentes del inquilino moroso y se evitará, en la medida de lo posible, que este vuelva a ocasionar perjuicios en otros alquileres.

El proceso para inscribir un inquilino moroso es muy sencillo, tanto para propietarios particulares como para profesionales inmobiliarios. En primer lugar hay que acceder al apartado ‘Inscribir inquilinos morosos’ en la web de Fichero de Inquilinos Morosos. En este punto, se facilita al profesional inmobiliario o particular un formulario donde tiene que detallar los datos personales suyos y los del inquilino moroso. Junto a estos, también habrá que adjuntar el contrato de alquiler y las pruebas donde se demuestre que se ha reclamado previamente la deuda. 

Una vez aportada toda esta documentación, el departamento jurídico de Fichero de Inquilinos Morosos revisará la información aportada para comprobar su veracidad. Si todo es correcto, FIM procederá a enviar una comunicación al inquilino moroso de su futura inscripción en el fichero de morosos, un hecho que en muchos casos sirve como método disuasorio porque al informarle de su inclusión en un registro de inquilinos morosos proceden al pago de las rentas adeudadas.

Por último, si no hay respuesta o si manifiesta de que no va a hacer frente al pago, Fichero de Inquilinos Morosos le informará de su inscripción y se procederá a elevar la mora. Es decir, a inscribirlo en Fichero de Inquilinos Morosos.

Ninguno. Una de las ventajas de este servicio es que es gratuito. Particulares y profesionales inmobiliarios, una vez que han solicitado al mal arrendatario el pago de las cantidades que adeuda, tienen la posibilidad de inscribir al inquilino moroso en el registro de inquilinos morosos de FIM.  

Al hacerlo, no solo existe la ventaja de hacerlo de una forma gratuita, sino que, como hemos comentado, puede servir de efecto disuasorio. Ya que, en muchos de los casos, cuándo se envían las comunicaciones oportunas al inquilino moroso, este procede al pago de las cantidades que adeuda, evitando que el arrendador tenga que hacer frente al coste de los procesos judiciales.

A partir del momento que se recupera la vivienda, no hay que tener miedo a volverla a alquilar, siempre que se tomen las medidas preventivas necesarias.  

Para ello, cuando una persona se interese por el inmueble, siempre hay que recabar la mayor cantidad de información sobre ella. Una manera muy sencilla es contar con un informe que te proporcione todos los datos necesarios para elegir al mejor inquilino. Gracias a él, te olvidarás de los problemas y evitarás en la media de lo posible tener que enfrentarte a un nuevo caso de morosidad en tu vivienda de alquiler.


Inscribir Inquilino Moroso >

Entre todos podemos hacer más seguro el alquiler

Paso 1

Rellena el formulario

Paso 2

Nuestro Departamento Jurídico revisará los documentos

Paso 3

FIM enviará una comunicación certificada informando al inquilino de su futura inscripción

Paso 4

Si no hay respuesta. FIM te informará de la inclusión

Si tienes alguna duda con el proceso de inscripción Contáctanos

Solicitud de inscripción

Rellena todos los campos a continuación. Una vez finalices, haz clic en el botón ENVIAR INSCRIPCIÓN.

DATOS DEL INQUILINO MOROSO


DATOS INSCRIPTOR


ARCHIVOS REQUERIDOS

Tipo de documento aceptado: .pdf, .jpg, .png (Tamaño máx. 5 mb por documento)


Espere por favor...

Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web